Una experiencia genial durante la época de embarazo, que os recomiendo 100% y está muy de moda, es la de pintar vuestra barriga con algún dibujo que permita inmortalizar a vuestro churumbel a bordo, además de pasar un rato divertido.

En mi caso, tuve la suerte de contar con la ayuda de mi amiga Anabel Caballero, profesional del maquillaje.

No obstante, si algo aprendí es que no hace falta ser un gran artista como ella para pintar una barriga. Al final del post os doy un par de trucos para que cualquiera pueda de forma sencilla darle caña a su vena artística de bellypainting 🙂

En mi búsqueda de diseños pasé por un montón de ideas originales. Algunas eran más artísticas, otras simples y divertidas. Aquí os planto la selección de mis favoritas. Ánimo y a por ellas!

Bebé cremallera

Bebé sorpresa

Árbol

Rompiendo el cascarón

El monstruo de las galletas

Envuelto para regalo

Baby loading

Rompiendo el tapón mucoso

Bailarina

Diseño mariposas

El de mi bebé!

Comparto con vosotros el diseño que me dibujó Anabel. Es un búho en un atrapasueños con un bonito mensaje. El proceso es muy sencillo: colocó una hoja de papel con el dibujo impreso sobre mi tripa, y pasó por encima un algodón impregnado en Transfer, un producto de la línea Ten Image de Cazcarra concebido específicamente para este proceso.

A continuación retiró el papel y, woalá, la imagen ya estaba plasmada en la piel! A partir de ahí sólo hubo que reseguir las líneas con paciencia y un lápiz de maquillaje, y pintar con aguacolor, pintura profesional en base agua, no tóxica y antialérgica. Nosotras usamos la de la misma línia Ten Image, pero existen muchas otras.

El resultado me encantó, y además de un bonito recuerdo pasamos una mañana súper divertida en el proceso. Vosotras qué, os animáis a apuntaros a una sesion de ‘BellyPainting’? Lo habéis realizado ya? Cómo fue vuestra experiencia? Podéis compartir o agregar vuestros comentarios abajo! 🙂